mobile-phone-1917737_1920

La comunicación y las redes sociales en los procesos de enseñanza-aprendizaje

adult-boy-break-306534

Imagen tomada de Pixabay.

En los Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA) la clave para el proceso de enseñanza-aprendizaje está en la calidad de las interacciones que se generan entre los participantes y la colaboración en la construcción colectiva de saberes que resulta de estas interacciones. En otras palabras, se conforma una comunidad de aprendizaje a través de la cual el conocimiento es construido y el significado es creado colaborativamente (Pratt, 1999 citado por Valverde, s.f.). Por esta razón, el proceso de enseñanza-aprendizaje en un entorno de esta clase no puede ser pasivo y se hace necesario que los estudiantes y docentes ingresen para participar por medio de herramientas comunicativas de tipo sincrónico y asincrónico.

La comunicación sincrónica es aquella que se da de manera simultánea, donde la acción de uno será percibida por los otros que están participando en el medio virtual en tiempo real, lo cual quiere decir que todos los participantes deben conectarse a una hora pactada por medio de una herramienta que se seleccione previamente y que tenga las características requeridas. Algunas herramientas tecnológicas para conseguir este tipo de comunicación son: Webex, eBuddy, Slack, Hangouts en vivo, Appear.in y Skype.

Por otra parte, la comunicación asincrónica es la que no se da de forma simultánea y para la cual se emplean herramientas no inmediatas, un ejemplo de ella es el correo electrónico donde se envía una duda o consulta y esta puede tener respuesta en las horas siguientes; es importante enfatizar que existen protocolos internacionales que estipulan el número de horas que debe transcurrir para dar las respuestas requeridas en este tipo de comunicación. Algunos de los espacios o herramientas que se pueden habilitar en los AVA, para incentivar este tipo de comunicación, son: los foros, las wikis y las tareas.

 

Uso de las redes sociales como AVA

Si bien son un buen ejemplo, los LMS (como Moodle) no son las únicas plataformas para desarrollar Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA). Las redes sociales, por ejemplo, pueden constituirse en este tipo de ambientes si se emplean, por parte del docente y sus estudiantes, con un propósito educativo claro.

Al ser herramientas muy familiares para las generaciones actuales, las redes sociales son una oportunidad para que el docente logre una mayor empatía con los estudiantes y pueda comunicar de manera sincrónica y asincrónica, con mayor efectividad, sus conocimientos. Según los profesores Alfredo Martínez (de la Universidade da Coruña) y Rosalía Fernández (de la Universitat Oberta de Catalunya), autores de Las redes sociales como espacios virtuales de aprendizaje, estas plataformas “fomentan en los estudiantes la autonomía, el trabajo cooperativo y una construcción dinámica y constante de diversos tipos de información, algo fundamental en la sociedad en la que vivimos”.

Además, parafraseando al profesor Juan José de Haro, el uso de las redes sociales como espacio virtual permite “centralizar en un único sitio todas las actividades docentes de un centro educativo, aumenta el sentimiento de comunidad educativa, mejora el ambiente de trabajo, incrementa la fluidez y sencillez de la comunicación o facilita la coordinación y el trabajo de diversos grupos de aprendizaje”.

En plataformas digitales como Facebook o Instagram, los docentes y los estudiantes pueden establecer espacios de construcción colectiva de conocimiento en los que circulen contenidos de distintos formatos. Esta es una de las grandes ventajas de las redes sociales: permiten la publicación de imágenes, videos, GIF, enlaces y demás materiales que, por su diversidad, son muy pertinentes para enriquecer la enseñanza y el aprendizaje.

La tecnología, sin embargo, no funciona por sí sola. De acuerdo con los autores del texto: La importancia de las redes sociales en el ámbito educativo, es relevante que el docente juegue un rol central en el uso estratégico de las nuevas tecnologías (dentro de las que se ubican las redes sociales). Asimismo, reconocen puntualmente que “las redes sociales han favorecido especialmente el trabajo en grupo y la colaboración entre pares. Es un espacio ideal para compartir conocimientos que resulten atractivos y motivadores para el alumnado”.

 

Referencias bibliográficas

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?